De entre los diferentes tipos de riego que existen hemos decidido elegir los mas conocidos y eficaces para explicar por que son eficaces, y que puntos débiles poseen.

¿Que tipòs de riego existen?

A continuación, pasamos a ver cuáles son los tipos de riego más importantes y más usados, y a descubrir sus principales ventajas e inconvenientes.

Los tipos de riego que vamos a ver son el riego por surcos, el riego por goteo y el riego por aspersión.

Comenzamos por el primero de ellos, el riego por surcos.

Riego por surcos

Es un tipo de riego en el que el agua transita por canales y estructuras anteriormente diseñadas para ejercer la acción de riego en determinadas zonas.

En este tipo de riego, las hojas de las plantas o vegetales no entran en contacto directo con el agua.

Ventajas del riego por surcos

  • Es un sistema bastante sencillo que no requiere de instalaciones y que impide enfermedades de las plantas al no asociarse directamente con el contacto con el agua.
  • Por otro lado, este sistema tiene un valor de instalación menor que otros tipos de riego, ya que no se requieren números componentes de precio elevado como otros sistemas de riego por aspersión.
  • Y por ultimo debemos destacar que es un sistema de riego recomendado para huertas pequeñas o pequeños cultivos , ya que al no estar las plantas en contacto directo con el agua, estas podrían verse muy afectadas si llevamos este tipo de sistema  a un área mas amplia.

Desventajas del riego por surcos

  • No es un tipo de riego conveniente para zonas con colinas o pendientes evidentes, ya que los desniveles entorpecen el avance del agua por los surcos.
  • Es un tipo de riego que exige de una gran cantidad de agua.
  • En este sistema es muy común la gran perdida de agua por vaporación, haciendo difícil la tarea de ahorrar la mayor cantidad de agua.
  • Por otro lado, el trabajo del operario o anegador es más complicado,

Riego por goteo

El riego por goteo es un sistema de regadío utilizado principalmente en zonas áridas con la finalidad de crear un consumo optimo del agua y los recursos.

El agua utilizada en este método se aplica de forma directa a la zona de influencia de las raíces del sembradío o la planta en cuestión, de esta forma aumentando la efectividad, la productividad y el rendimiento del agua en cuestión.

El sistema de riego por goteo consiste en suministrar agua a las plantas en forma de gotas a través de un elaborado sistema de tuberías, mangueras, aspersores, etc.

Ventajas del riego por goteo

  • Permite computar las instalaciones y puede ser implantado en cualquier tipo de terrenos, incluso en terrenos más rocosos.
  • Necesita una menor cantidad de agua que el resto de tipos de riego, gracias a las salidas de agua bien estudiadas, según las necesidades del cultivo.
  • Es un tipo de riego mucho más indicado para zonas arenosas o con pendientes.
  • Al regar solo en las zonas donde realmente se necesita, combate a proliferación de malas hierbas.

Desventajas del riego por goteo

  • Los canales de riego se pueden atascar y producir estorbos en el sistema de riego, que pueden dar lugar a discrepancias en el regadío.
  • También es probable que los orificios de salida queden obstruidos y afecte al riego.
  • Por otra parte, es necesario hacer una inversión inicial elevada, ya que se necesitan emisores, tuberías, un sistema de control que esté automatizado, etc.
  • Otro de los inconvenientes es que se puede producir una acumulación elevada de sales en las zonas de goteo, sobre todo si no se producen lluvias suficientes como para limpiar el terreno de estas sales.

Riego por aspersión

Son canalizaciones subterráneas que distribuyen el agua a través de las tuberías. Una especie de lluvia fina, riegan las plantaciones proyectando el agua bajo presión.

Ventajas del riesgo por aspersión

  • Permite ajustar lo potencia y la orientación del riego, certificando que llega por igual a todo el terreno.
  • Es apto de ser usado tanto en terrenos llanos como en zonas con elevaciones o concavidades del terreno.
  • Por otro lado, el gasto de agua obligatorio es menor que en otros tipos de riego, por ejemplo, en el caso del riego por surcos. La fuerza de las mangueras de aspersión aprueba que el agua llegue a más distancia y que sean necesarias menos salidas de riego para alcanzar todo el terreno.
  • Para finalizar, la presión del agua no es grandiosa por lo que, a pesar de entrar en contacto directo con plantas o vegetales, no causa ningún tipo de daño en ellas.

Además, la suma de agua y la presión del agua de las mangueras se puede ajustar fácilmente según las penurias del terreno.

  • A pesar de que el agua sale con más presión, esta se deposita suave y uniformemente sobre el terreno, es decir, no llega a las plantas con presión suficiente como para causar daños en ellas.

Desventajas del riesgo por aspersión

  • Se precisa estudiar bien la distribución de los aspersores, ya que una mala situación puede provocar gasto excesivo de agua, y un exceso o defecto de riego en determinadas zonas.

Por ejemplo, cuando dos aspersores lanzan agua en una misma dirección, o cuando algún aspersor malgasta agua «regando» las paredes» o la potencia del agua llega hasta fuera del terreno.

  • Por otro lado, requiere menos agua que el riego por surcos, pero más que para el riego por goteo.
  • No riega exclusivamente las raíces, sino que moja por completo el resto de la planta, hecho que logra provocar enfermedades en la planta en muchas ocasiones.
Compartir

leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *